La Pascualita, La  Mujer Maniquí de Chihuahua, México

La Pascualita, La  Mujer Maniquí de Chihuahua, México

de Josyeliz Alcalá - 04-08-16

Descripción

La Pascualita es un maniquí vestido de novia que ha vivido en una vitrina en Chihuahua, México durante los últimos 86 años. Eso es mucho tiempo para que una tienda de vestido de novia tenga un maniquí, pero este muñeco tiene una historia algo extraña detrás de él. De acuerdo con una leyenda urbana, La Pascualita no es un maniquí en absoluto, sino la perfección del cadáver conservado de la hija del dueño anterior, o ase una mujer maniquí.

Durante años la historia de La Pascualita, la mujer maniquí ha venido atrayendo a un montón de visitantes, incluyendo personalidades de los medios, de todas partes de México a Chihuahua. Ahora, las personas de América del Sur, los EE.UU. y Europa también han comenzado a visitar a la novia cadáver. Las personas pegan la nariz contra la ventana de la tienda, mirando el maniquí, tratando de averiguar si es real o no. Ellos son acogidos por su mirada hipnótica y las características de aspecto realista. La mayoría de los visitantes se van convencidos de que tiene que ser real.

La Pascualita se instaló por primera vez en la ventana de la tienda el día 25 de Marzo de 1930, con un vestido de novia de la primavera de temporada. El efecto fue instantáneo. La gente simplemente no podía apartar su vista lejos de este nuevo maniquí, con ojos muy separados de vidrio, cabello real y con su sonrojado tono de la piel. Pronto se dieron cuenta de que el maniquí se parecía mucho la dueña de la tienda en el momento, Pascuala Esparza.

No pasó mucho tiempo para que llegaran a la conclusión de que el muñeco era, de hecho, el cuerpo embalsamado de su hija, que había muerto recientemente en el día de su boda después de ser mordida por una araña Viuda Negra. Esta idea no fue muy bien tomada por la gente del lugar y comenzaron a expresar su desaprobación.

Pero en el momento en que Pascuala emitió un comunicado negando los rumores, ya era demasiado tarde. Nadie estaba dispuesto a cree en sus aseveraciones. El nombre de la hija se ha perdido con el tiempo, y La Pascualita quedo a través de los años.

Por supuesto, la presencia de un supuesto cadáver embalsamado como maniquí debe ir acompañado de sucesos sobrenaturales también. Varios incidentes extraños se han reportado alrededor de la mujer maniquí, ninguno de los cuales se han confirmado, por supuesto. Se dice que un mago francés enfermo de amor llegaría por la noche y mágicamente la traería a la vida, y la llevaría a la ciudad.

Algunos otros creen que su mirada cambia y los sigue alrededor de la tienda. Por la noche, también se cree que ella cambia de posición en la ventana. Estos cuentos dan bastante miedo, quizá sobre todo a los trabajadores de la tienda que tienen que ver a La Pascualita diariamente. Los que salen de la tienda a las últimas horas definitivamente no son un grupo feliz.

Los trajes del maniquí se cambian dos veces por semana detrás de las cortinas cerradas. Sonia Burciaga, una trabajadora de la tienda dice: “Cada vez que estoy cerca de La Pascualita mis manos romper a sudar. Sus manos son muy realistas e incluso tiene venas varicosas en las piernas. Creo que es una persona real.”

 

¿La Pascualita podría ser realmente un cadáver de 86 años de edad? Pues solo necesitarías verlo con tus propios ojos yendo a la ciudad de Chihuahua, México y dar tu propia opinión.

Quizá también te interesen leer: Da un paseo por el Hermoso Malecon de Guayaquil

Sin embargo, aunque la mayoría de los locales están convencidos de que La Pacualita, la mujer maniquí es en realidad un cadáver bien conservado, la Internet está llena de explicaciones de por qué eso no podía ser cierto. El Museo de los Engaños, por ejemplo, afirma que “sería imposible para embalsamar a una persona y que su carne se conserva perfectamente durante tanto tiempo.

Por alguna razón, las personas tienden a pensar que es más fácil de conservar un cuerpo de lo que realmente es. Los cuerpos realmente se descomponen rápidamente al no tomar las  medidas adecuadas y para poder llegar a tanto tiempo deberían ser unas medidas bastante  heroicas.

Te recomendamos leer: El Parque Nacional El Cajas Cuenca, Ecuador

Sin embargo, para las personas que han visto a La Pascualita, la mujer maniquí no sirve de nada todas las aseveraciones y explicaciones científicas, el realismo que refleja dicha figura es tan verdadero que sorprendería que no haya sido en algún momento una mujer en verdad¿Qué opinas usted?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *